Básicamente por el efecto invernadero. los tubos colectores de vacío; aprovechan este fenómeno físico utilizando tecnología de última generación que posibilita captar más del 90% de la radiación incidente y transformarla en calor que se transmite hacia el agua alojada en el interior del tubo. el agua al calentarse dentro del tubo pierde densidad y se desplaza hacia la parte superior del tanque (fenómeno conocido como termosifón). simultáneamente los sectores con agua a menor temperatura se desplazan a la parte más inferior de los tubos. este desplazamiento genera un proceso de recirculación natural llamado convección se produce durante todo el tiempo que haya radiación solar.