El uso de la ingeniería civil más común de los gaviones es estabilizar las costas; las orillas de los arroyos o laderas contra la erosión que es el desgaste de una superficie producida por una fricción o roce; que incluyen muros de contención temporales; la filtración de los sedimentos por la corriente de agua que rebosa su depósito o cauce natural o artificial; para las presas pequeñas; temporales o permanentes y para la formación de rió o los forrados de canales que se pueden utilizar para dirigir la fuerza de una corriente de agua de la inundación alrededor de una estructura vulnerable.