Debido a esto el diseño debe garantizar que en el momento de agotamiento de una estructura la falla se inicie por un mecanismo diferente al de la cortante por ejemplo obligando primero a la falla por flexión y secundariamente la cortante.