La recuperación de agua pluvial consiste en filtrar el agua de lluvia captada en una superficie determinada; generalmente el tejado o azotea; y almacenarla en un depósito