Corte de vigas principales y secundarias de una vivienda unifamiliar; especificando la cantidad de aceros correspondiente a cada viga; previamente calculado por cortante.